La finalidad de este prototipo es que cada vez que una compañía aseguradora emita una póliza de seguro para auto, ésta se almacene en el esquema de blockchain, lo que permite que dicha póliza sea inalterable debido a que todas las compañías contarán con una copia de la información de cada seguro de auto que no puede ser alterada sin la autorización de todos los miembros de la asociación.

La AMIS contará también con una copia de la información de cada compañía cuyo acceso planea habilitar a las autoridades, para que éstas puedan realizar consultas de forma sencilla para certificar si una póliza existe y si está vigente. Esta tecnología permite que no sea un tercero el que valide la información contenida dentro de una póliza sino que sea la propia red de empresas de seguros las que garanticen, a través del consenso, que los datos son verídicos.

De acuerdo con la asociación, aunque no se tiene un registro exacto del número de pólizas de seguros de auto falsas en México, en la capital, este problema se ha recrudecido en los últimos meses debido a la entrada en vigor del Reglamento de la Ley de Movilidad del Distrito Federal, que obliga a los conductores particulares y de transporte público de un vehículo automotor a contar con un seguro que al menos proteja a terceros y usuarios en caso de un percance vial.

“Llevamos unos ocho o nueve meses pensando en cómo aplicar el esquema de blockchain para casos de uso concreto que puedan ser de beneficio para el sector asegurador en su conjunto”, dijo Óscar Casado, director de Tecnología de la AMIS.

En mayo pasado, la AMIS realizó un hackatón en el que propuso como caso de uso concreto del blockchain una forma  de ofrecerle a las autoridades la garantía de que una póliza de seguro de auto es auténtica, con el objetivo de ayudar a la promoción del seguro obligatorio en el país y para que los asegurados tengan la certeza de que están cubiertos por un seguro legítimo.

Fue a partir de este hackatón y de una consulta con sus principales aliados tecnológicos a nivel mundial que la AMIS decidió que la opción más acertada para la exploración del uso de la tecnología de blockchain dentro del sector asegurador era la solución desarrollada por IBM.

“Hasta el momento hemos logrado realizar una construcción real sobre blockchain con un alcance muy básico, que nos permite observar la viabilidad de utilizar esta tecnología y ahora estamos introduciendo datos de algunas compañías de una forma controlada que permita validar que las pólizas se están almacenando de forma adecuada”, dijo Casado en entrevista con El Economista.

En México, existen alrededor de 12 millones de pólizas de seguros de auto, lo que implica que  poco más de una tercera parte de los conductores en todo el país cuentan con un seguro que los proteja a ellos y a terceros en caso de un accidente. Aunque aún no se ha puesto en contacto con las autoridades, la AMIS espera que este proyecto sea una realidad en algún punto del 2018, además de que, de acuerdo con Casado, han encontrado muchas otras posibilidades en las que se puede aplicar la tecnología del blockchain.

EL PROTOTIPO NO ESTÁ RELACIONADO CON LAS CRIPTOMONEDAS

El blockchain es una tecnología que lleva varias décadas en desarrollo. El primer planteamiento de una cadena (chain) de bloques (block) que permitiera almacenar documentos digitales con seguridad criptográfica lo realizaron Stuart Haber y W. Scott Stornetta en un artículo publicado en el Journal of Cryptology en 1991. No fue hasta el 2008 que  Satoshi Nakamoto implementó el primer blockchain como la base tecnológica de la primera criptomoneda que se puso en circulación, el bitcoin.

El blockchain se encuentra estrechamente vinculado a las criptomonedas, sin embargo su uso puede ser aplicado a muchos otros sectores tanto de la industria como de la administración pública. La AMIS quería que el prototipo a desarrollar para realizar la verificación de la autenticidad de las pólizas no tuviera nada que ver con la creación y transacción de ningún tipo de moneda virtual, de acuerdo con Jordi Ballesteros, director de Servicios de Consultoría de Negocios en IBM México.

“En la actualidad, todos los sistemas de blockchain en el mundo están basados en otros sistemas. La ventaja que tiene la tecnología blockchain Hyperledger de IBM es que no requiere ninguna criptomoneda; lo único que necesitas es un contrato inteligente, que en este caso son las pólizas de seguro de auto, lo que te permite que cada uno de los participantes, usuarios, aseguradoras y autoridades, puedan acceder a la porción que les corresponde de información que es estrictamente confidencial”, dijo Ballesteros, en entrevista con El Economista.

Al ser información que pretende ser compartida con los diferentes actores interesados en el tema de los seguros de automóvil, tanto la AMIS como IBM han establecido reglas muy estrictas en cuanto a qué puede consultar cada uno de los actores y el grado de profundidad con que pueden acceder a la información.

“Cada aseguradora puede acceder únicamente a sus propias pólizas y se busca que las autoridades puedan acceder a todas las pólizas, pero a un tipo de información muy concreta, que les permita verificar si la póliza es real o no”, dijo Óscar Casado.