Autor del archivo

Por increíble que parezca, un seguro para tu casa o departamento puede ser más barato que el de tu auto.

La contratación de un seguro de daños para la vivienda puede tener un costo desde 4 mil 500 pesos al año para un inmueble que tenga un valor de un millón 500 mil pesos, ubicado en la Colonia del Valle, por lo que mensualmente, el pago de la prima sería de 375 pesos y se tendría un seguro, que pagaría en caso de un desastre el valor de la construcción y de los contenidos, es decir los muebles.

En contraste, asegurar un auto con un valor promedio de 130 mil pesos cuesta poco más de 6 mil pesos al año, mientras que uno de 170 mil pesos puede llegar hasta 8 mil pesos anuales en cobertura amplia.

Si bien los daños que más sufren las viviendas en el país son los causados por incendios, los desastres naturales como huracanes y sismos mostraron que son un motivo para asegurar las viviendas, ya que sólo el nueve por ciento cuenta con un seguro de este tipo y la mayoría de ellos, es porque está asociado a un crédito hipotecario.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el valor de los seguros puede variar desde pagar algunos más completos, que incluyen la renta de una vivienda mientras se resuelve la situación, hasta remover escombros y volver a construir el inmueble, esto en caso que sea una casa sola, y se paga desde mil pesos al mes, por ejemplo.

La Condusef recomienda que al contratar un seguro declares la verdad sobre el valor de la vivienda, ya que si indicas una suma menor a la real, el monto de tu prima probablemente se verá disminuido, pero también la indemnización.

Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), los seguros de vivienda tienen una penetración de apenas el 10 por ciento.

Moverse en moto cuesta 3.500 pesos por mes, mientras que hacerlo en auto, 11.000 pesos, es decir, un 70 por ciento menos. Las mayores diferencias están en los gastos en combustible y en seguro, donde la brecha entre los transportes llega hasta el 80 por ciento.

Si se toma de referencia un auto de 300 mil pesos y una moto de 64 mil pesos, ambos modelo 2016, los gastos en nafta para el primer vehículo son de 3 mil pesos por mes, aproximadamente, en tanto una moto gasta 500 pesos.

En cuanto al seguro, en promedio, el costo para un automóvil de ese modelo es de 2.700 pesos, mientras que para una moto, es de 700. La otra gran diferencia está en la patente: para el vehículo de cuatro ruedas el gasto es de 800 pesos por bimestre y para el de dos, de 250 pesos.

Otros gastos son los de garage, que para los autos cuesta 2.700 pesos y para las motos, 900 pesos y el de service, en el que no hay tanta diferencia, ya que para un auto sale 600 pesos y para la moto, 500. En el lavado, la diferencia es justo el doble: para el primer vehículo cuesta 300 pesos y para el segundo, 150 pesos.

Si a todos estos gastos habituales se le suman otros como peajes y estacionamiento, la diferencia entre mantener un auto (11.000 pesos) y una moto (500 pesos) llega al 70 por ciento, en promedio.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) informó que en un año, de marzo 2017 al febrero de 2018, se incrementó el robo de vehículos asegurados 22.7 por ciento, equivalente a 91 mil 376 unidades, respecto al mismo periodo del año previo, por lo que en promedio, a nivel nacional, cada hora son hurtados 10 automóviles asegurados.

El Dato: Estado de México encabeza la lista de entidades que presentan el mayor número de hurtos, con 26 mil unidades aseguradas, el 28.8 por ciento en todo el país.
En un comunicado detalló que se recuperaron 32 mil 751 vehículos, que significa un incremento de 15.5% respecto al mismo periodo del año anterior.

La violencia al cometer este delito va en aumento, alertó, ya que del total de robos, 62 por ciento fue con uso de violencia. En los 12 meses del año anterior esta cifra fue de 58 por ciento.

La asociación precisó que los autos más robados siguen siendo los de la marca NISSAN, principalmente el Tsuru (que ya dejó de fabricarse en México) que encabeza la lista desde 2014, sin embargo, en porcentaje registró una ligera baja de 6.7 por ciento, pero fueron hurtados ocho mil 512 en un año.

NISSAN Tsuru
8 mil 512
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

De esta misma armadora, le siguen la Pick Up, el Sentra, el Versa y estacas corto, largo, chasis; le siguen el Aveo y el Sonic de General Motors; el Jetta y Clásico de Volkswagen y la camioneta CRV de Honda. También aparecen en la lista de las 15 submarcas más robadas, las motocicletas Italika y Honda 111-250.

NISSAN NP 300/Pick Up
5 mil 183
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

NISSAN Versa
3 mil 798
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

Refirió que la mayoría de los robos cometidos con violencia se registraron en 15 municipios o delegaciones como son Ecatepec el 62.4 por ciento; en Guadalajara el 86.1; y en Tlalnepantla el 53.4 por ciento, además de que las víctimas fueron violentadas de alguna otra forma.

GM Aveo
2 mil 478
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

ITALIKA Moto
2 mil 384
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

Así como Culiacán, Sinaloa, registró el 62.7 por ciento; Zapopan, Jalisco, con el 35.9 por ciento; Naucalpan, Edomex, con el 29.3 por ciento; Puebla, Puebla, con 61.6 por ciento y las delegaciones Gustavo A. Madero e Iztapalapa, en la Ciudad de México con el 20.4 y 12.6 por ciento, respectivamente, entre otros ayuntamientos.

La AMIS también dio a conocer que el Estado de México encabeza la lista de las entidades que presentan mayor número de hurtos, con 26 mil 401 vehículos asegurados robados, es decir, 28.8 por ciento del total nacional.

VW Jetta
2 mil 245
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

NISSAN Sentra
2 mil 238
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

En Ecatepec, municipio mexiquense, indicó, los robos ascienden a 6 mil 995 casos, con un aumento de 14.1 por ciento; le sigue Guadalajara con 35.4 por ciento de crecimiento y 6 mil 475 unidades robadas; el tercer lugar lo ocupa Tlalnepantla de Baz con 3 mil 147 unidades aseguradas robadas, que representa un alza de 44 por ciento respecto al robo de hace un año.

KENWORTH Camiones
2 mil 219
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

VW Vento
2 mil 141
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

La AMIS señaló que en el periodo de referencia se recuperaron 32 mil 751 vehículos, que significa un alza de 15.5 por ciento respecto al periodo de 2017.

Puntualizó que el mayor porcentaje de vehículos robados corresponde a particulares, 61.9 por ciento del total; seguido de automóviles pick-up con 18.5; para equipo pesado la cifra es 11.1; y motocicletas con 8.5 por ciento.

Honda Moto
Mil 511
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

NISSAN Estacas
Mil 146
Unidades robadas
de marzo 2017 a febrero 2018

Guerrero, Sinaloa, Estado de México, Tlaxcala, Puebla, Michoacán, Tamaulipas, Tabasco, Morelos, Durango y Zacatecas son las 11 entidades con porcentaje de violencia superior al promedio de 62.4 por ciento. Ecatepec lidera el municipio y delegaciones con el mayor número de vehículos asegurados robados.

Contratar un seguro educativo puede hacer la diferencia entre pagar la carrera universitaria de tus hijos sin sobresaltos o recurrir a medidas extremas que pongan en peligro el patrimonio familiar. Este instrumento financiero constituye además de un ahorro, una garantía para la educación del menor, ya que aunque su finalidad es tener un capital que permita solventar los costos de la escuela, la institución con la que se contrate debe pagar la suma asegurada aunque ésta no sea destinada para gastos educativos.

Cerca del 70% quienes no concluyen la universidad en México se debe a la imposibilidad económica de solventar una educación privada, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Este tipo de seguros, como cualquier otro se realiza entre un particular y una aseguradora, y puede pagarse de forma mensual, trimestral, semestral o anual las primas correspondientes hasta que venza el plazo convenido.

“Más allá de la prevención es necesario elegir un instrumento adecuado a mis necesidades específicas (…), y buscar siempre que el producto me dé un rendimiento por lo menos mayor a la inflación para que mi dinero no pierda poder de compra”, dice el director del ramo de Vida de AXA Seguros, Ricardo Ruiz.

Otra de las ventajas del seguro educativo es que garantiza los recursos aun cuando el padre o contratante quede impedido a causa de invalidez por accidente o enfermedad, o en caso de fallecimiento.

Los plazos más comunes para este producto son de 15, 18 y 22 años, por lo que están destinados para cubrir estudios universitarios.

Su costo varía en función de la suma asegurada, que es la cantidad que se quiere ahorrar; y la edad del menor asegurado, así que entre mayor sean la suma y más años tenga el beneficiario el producto será más caro.

Otros factores que influyen en el costo son la edad del contratante, su género, la salud (sobre todo si es o no fumador) y el plazo elegido.

El seguro educativo funciona como uno de vida con un fondo de ahorro, por lo que es importante verificar que está registrado ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) para evitar algún tipo de fraude o sorpresa desagradable.

¿UDIs, pesos o dólares?

Ya que la finalidad es que este ahorro para la educación no pierda su poder adquisitivo durante la vigencia del seguro, estos productos generalmente se venden en pesos, dólares estadounidenses o Unidades de Inversión (UDIs).

En el caso del seguro en dólares el pago de las primas y la suma asegurada, la conversión a pesos se llevará a cabo de acuerdo al tipo de cambio vigente al día en que se realice la transacción.

Además el pago en esta moneda asegura al contratante que el beneficiario recibirá la suma asegurada en esa divisa, lo que da mayor certeza.

Por su parte las UDIs son otra excelente opción, ya que el pago en esta unidad asegura que el efecto inflacionario queda cubierto y que la suma asegurada al final del plazo tendrá un poder adquisitivo suficiente, toda vez que el aumento en las colegiaturas generalmente es mayor al alza de precios. Actualmente el valor de una UDI es de 4.348.

En México esta rama de los seguros necesita mejorar su transparencia, ya que la información que dan las aseguradoras a los usuarios recibe una calificación promedio de 6.7 en una escala de 0 a 10, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

La prima anual de la aseguradora más cara va desde los 21,000 hasta los 28,000 pesos por un seguro a 15 años para un menor de tres años que recibirá a los 18 años cerca de 480,000 pesos, según la comisión.

En cuanto a penetración también hay mucho trabajo que hacer, ya que de las poco más de 100 aseguradoras registradas por la CNSF, sólo 12 proporcionan este instrumento.

Antes de decidir

1. Evalúa las finanzas familiares, pues el seguro educativo representa una inversión que durará varios años, según el plan a contratar.

2.Si cancelas la póliza por cualquier eventualidad, como falta de fondos o que el menor ya no quiera estudiar, toma en cuenta que no recibirás el total de la suma asegurada, sino únicamente el ahorro que lleves, ya sea el valor nominal de las Udis o la suma en dólares.

3. Si no se paga la prima correspondiente, algunas aseguradoras brindan financiamiento o en su caso se descuenta de la suma asegurada que se recibirá al final del periodo contratado.

4. Antes de firmar es importante leer detenidamente la póliza. Ante cualquier duda es mejor preguntar al agente de seguros.

Al cierre de 2017, se registró el robo de siete mil 512 motocicletas aseguradas, lo que implicó un crecimiento de 55 por ciento respecto a igual periodo del año pasado, informó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Entre los vehículos de dos ruedas más robados el año pasado, estuvieron las motocicletas de la marcas Itálika y Honda, en ambos casos, de 111 a 250 centímetros cúbicos.

El director general de la AMIS, Recaredo Arias, comentó que casi en todos los casos se trata de motocicletas que se usan para el reparto, no son motocicletas deportivas para uso personal en la mayoría de los casos. “Se roban 2.4 motocicletas por cada 100 motocicletas que hay”.

En 2017, se robaron mil 965 motocicletas Itálika de entre 111 a 250 centímetros cúbicos (cc), con lo que se colocaron como las motos más atractivas para los ladrones, cifra que implicó un crecimiento de 4.3 por ciento, a ésta le siguen las motos de Honda con mil 555 unidades, un aumento de 2.3 por ciento.

En tercer lugar se colocan las motocicletas de la marca Yamaha, de 111 a 250 cc, con mil 439 siniestros, cifra que también significó un aumento de 4.3 % en cuarto lugar están las motos Yamaha de 50 a 110 cc, con 358 unidades, con un 2.9 por ciento más.

Las Yamaha de 251 a 650 cc ocupan el quinto lugar, con 196 unidades robadas en el año, con un aumento de 5.1 por ciento a tasa anual; Suzuki de 111 a 250 cc con 106 reportes, 1.2 % más; Honda de 251 a 650 cc con 40 casos, que es 2.5 % de aumento.

Dentro de la lista también están las motocicletas BMW de 651 a 1000 cc con 38, cifra mayor en 0.9 por ciento Honda de 50 a 110 cc, con 34 casos, que representó un incremento de 3.0 % y BMW de 1001 a 2000 cc, con 24 unidades robadas, 0.8 % de aumento.

El titular del Área de Autos de la AMIS, Carlos Jiménez, dijo que “ha habido un incremento aproximadamente del 50 % en robo de motocicletas. Sin embargo, el aseguramiento cada vez es menor”, a pesar de que cada vez hay más motos circulando en el país.

Por otra parte, consideró que existe un doble componente que genera que las motocicletas sean muy vulnerables, “y todo ello porque igual alimentan mercados de procedencia ilícita de las autopartes de motocicletas, como son de trabajo tienen una mayor posibilidad de que sean descompuestas y la reparación proviene de estas piezas de mercados ilícitos; entonces eso complica un poco el panorama: más motos, menos aseguramiento y más robo”.

Dirección

Leibnitz 83
Col. Anzures
Del. Miguel Hidalgo

Contacto

Tél. (55) 5203 4538
informacion@visionporvenir.com.mx

Horario

Lunes a Viernes
8 a.m. a 5 p.m.